Las opiniones son como los culos…

septiembre 16, 2007 at 9:16 am 13 comentarios

… cada uno tiene la propia.

Si tuviera que hacer caso de todas las opiniones que recibí en el día de ayer, mi cerebro ya estaría cortocircuitado para los restos.

Gracias a todos por las preocupaciones genuinas, y por las alegrías genuinas.

Pero…

a) no me voy a sentir como una oveja descarriada; cada uno es como es, cada quien es cada cual

b) voy a ser coherente conmigo misma; al fin y al cabo, es lo que importa

c) voy a disfrutar; porque, sabéis, paso de amargarme antes de tiempo cuando ese tiempo quizá no llegue

d) voy a asumir los riesgos que me vea capaz de asumir; no van a ser los mismos que asumiríais vosotros, porque vosotros no sois yo, pero, os lo creáis o no, sé escuchar y sé aprender

Más claro el agua.

Ah, y preguntad. Sabéis que contesto sin mucho problema. Me joden un huevo los juicios de valor y las críticas sin información. Anyway, nunca vais a tenerla toda, porque nunca habréis vivido lo que yo, y nunca pensaréis o sentiréis como yo.

O sea que… ya he tomado nota. De todo. Pero por favor, no queráis ahogarme.

Escoge siempre lo desconocido y tírate de cabeza. Aunque sufras, vale la pena, siempre te compensa. Sales más maduro, más formado, más inteligente.

Preocupaos si me apago, pero no cuando me veais brillar. Preocuparse antes es tontería.

Miradme ahora. Veis las estrellas? Eso es lo que importa. Por eso vale la pena. Todo.

NOTA. Este post podría ser más largo. Podría tener más bilis. Podría ser (más) autoflagelador. Podría no haberse escrito. Unos cuantos de los que deberían leerlo seguramente no lo harán nunca… o sí. Up to you.

Anuncios

Entry filed under: Personalmente.

Flora, Fauna y Primavera Almibarando

13 comentarios Add your own

  • 1. Rapunzell  |  septiembre 16, 2007 en 11:12 am

    Supongo que muchas de las opiniones que oigas estarán muy bien argumentadas, estés de acuerdo o no. Y otras muchas no lo estarán en absoluto, sino que serán únicamente fruto de la inercia mental :”Esto no se hace así, en el manual social viene que se hacen de otro modo. ¿Por qué? Pues…. porque sí.”

    Vivir al propia vida tiene sus costes. Uno de ellos, la falta de empatía social hacia tu comportamiento. Para tener empatía hace falta poder imaginar qué siente la persona con la wue hablas. Y la imaginación de algunas personas, tanto de las excelentes como de las deplorables, comparte la característica de ser un músculo a menudo infradesarrollado XD

    Yo no sé cuáles son todos tus planes, pero seguro que merecen la pena. ¡Buena suerte!

    Responder
  • 2. Raquel  |  septiembre 17, 2007 en 10:24 am

    Yo no sabia la relacion entre los culos y las opiniones. Ahora ya entiendo que me llamen “opinionated”!!! ; ) (ui! que caritas mas feas salen aqui)
    Despues de hablar veo que tienes las cosas bastante claras, por lo que en resumidas cuentas y si no te lo dije ayer, aqui va: Disfruta afortunada! pero utiliza la experiencia y sigue aprendiendo!!!

    Responder
  • 3. Txapulín  |  septiembre 18, 2007 en 12:19 am

    Ay, que me da que el sábado oíste algo de alguien que no querías oír…

    Responder
  • 4. Feanor  |  septiembre 18, 2007 en 11:57 am

    “Escoge siempre lo desconocido y tírate de cabeza. Aunque sufras, vale la pena, siempre te compensa. Sales más maduro, más formado, más inteligente.”

    Esta frase yo no la entiendo, lo siento. ¿Siempre?

    Responder
  • 5. vanesancho  |  septiembre 18, 2007 en 1:16 pm

    Txap, yo estoy dispuesta a escucharlo todo. Sin embargo, eso no quita que me jodan los juicios sin argumentación y sin molestarse por saber qué es lo que hay detrás de mis decisiones. No pretendo que todo el mundo me dé la razón, todos somos diferentes y actuamos de diversas maneras frente a las mismas circunstancias, pero como dice Rapun, falta empatía social, a patadas. Sobre todo cuando te sales de lo establecido. Al menos algunos os molestáis a preguntar primero…

    Fe, la frase no es mía. Y tampoco estoy al 100% de acuerdo con ella. Eso sí, considero que hay que asumir riesgos, y que aunque te osties, aprendes.

    Responder
  • 6. Eleder  |  septiembre 19, 2007 en 9:16 am

    “”Aquél que perdiera su vida es aquél que la salvará”, no es una pieza de misticismo para los santos y los héroes. Es una advertencia cotidiana para los marinos y los escaladores de montañas.

    Podría estar impresa en las guías alpinas y en el manual de instrucción de los reclutas. Esta paradoja es todo el principio en que se funda la valentía; aún la valentía puramente brutal y terrena. Un hombre arrojado por el mar a la costa, puede salvar su vida si la arriesga en el precipicio. Sólo pisando continuamente a una pulgada de él, podrá salvarse de la muerte. Un soldado acorralado por enemigos, para evadirse del cerco tendrá que combinar un intenso deseo de vivir con un extraño desdén por la muerte. No debe simplemente aferrarse a la vida, porque sería un cobarde y no podría evadirse. Debe buscar la vida con un espíritu de furiosa indiferencia hacia ella; debe desear la vida como si fuera agua y no obstante beber la muerte como si fuera vino.”

    Creo (puedo equivocarme) que la reflexión de Elen va en la línea de este pasaje de “Ortodoxia”, y de esa frase del evangelio. Hay que arriesgar, no siempre, no de cualquier modo, pero hay que hacerlo, para que la vida valga la pena.

    Ojo, esto no implica un existencialismo barato. No se trata de “hacer cosas por hacer” (que puede entenderse así la frase, y con eso obviamente no estaría de acuerdo). Siempre hay que saber por qué se hacen las cosas. Pero no dejar de hacer algo simplemente por miedo.

    Responder
  • 7. Capitan Napalm  |  septiembre 19, 2007 en 12:02 pm

    Hmmm…

    Mira, el problema de los inputs muchas veces es el “self-rightneousness” con los que la gente los emite. Se puede ser asertivo dando un juicio o un consejo, pero los consejos tienen tres reglas de oro:

    A) Ser consciente de tu propia subjetividad
    B) No sentirte mal con el aconsejado si decide pasar de tu culo
    C) No esperar un “cuan sabio eres” cuando te los dan. En el mejor de los casos se callarán y te harán caso mucho tiempo después, o la cagarán y recordarán que les diste aquel consejo.

    Pero el problema es que el mejor consejo del mundo no vale una mierda comparado con la peor experiencia propia del mundo. Lo que no te deja cicatrices en la piel no se aprende.

    Así que escucha a todo el mundo, haz lo que te salga del coño, y manda a tomar por el culo a los que acertaron en la ruleta y vengan a decirte “Te lo advertí”. Por que tu entre otras cosas, ya sabes quien tenía razón y posiblemente, si no viene a restregártelo, le harás más caso la próxima vez.

    Responder
  • 8. Xavi  |  septiembre 20, 2007 en 11:28 am

    Quin et absentes tinnitu aurium praesentire sermones de se receptum est.

    Responder
  • 9. capitannapalm  |  septiembre 20, 2007 en 12:18 pm

    Me faltó una apostilla a mi comentario anterior.

    “Incluido éste”.

    Por cierto, da gusto estar en un blog en el que se revisita a Plinio el Viejo, aunque sólo sea para darse por aludido 😀

    Responder
  • 10. Raquel  |  septiembre 20, 2007 en 1:26 pm

    Por favor, pido traduccion del comentario de Xavi, y es que yo aprobe latin haciendo trampas!!!

    Responder
  • 11. capitannapalm  |  septiembre 20, 2007 en 1:55 pm

    “Es tradición que los ausentes presienten que se habla de ellos porque les zumban los oídos”

    Responder
  • 12. Aethros  |  septiembre 21, 2007 en 12:50 pm

    No me he enterado muy bien de lo que va la película, pero no hace falta ser demasiado listo para darse cuenta que hay gente a tu alrededor que está inquieta por todos los cambios que estás desatando ultimamente…

    En cierto sentido, hay que comprenderlos: los cambios asustan mucho. Sobre todo cuando los llevan a cabo gente a la que quieres y de la que te preocupas. Creo que es bastante humano preocuparse (en exceso), emitir juicios de valor (con o sin fundamento), y convencer al interlocutor de que lo que uno opina es lo más acertado.

    Lo que pasa es que hay otro rasgo bastante humano que tiene que ver con nuestra propia subjetividad y es nuestra habitual incapacidad de ponernos en la piel del otro, de pensar no tanto en lo que nosotros haríamos en su situación sino en lo que esa persona decide por ella misma, siendo quien es y funcionando como funciona habitualmente.

    Con toda nuestra buena intención, a los humanos nos cuesta bien poco hacer daño a los que tenemos alrededor por el mero hecho de tomar decisiones aun contra el criterio o la opinión de los demás. Pero lo importante es que, como bien dices, es tu vida, tu piel y tu culo lo que está en juego y, equivocada o no, solo tú puedes tomar tus decisiones. Al resto, si te quiere bien, no le queda otra que apoyarte y estar a tu lado con lo que finalmente decidas.

    Me viene a la mente aquella frase que decía CS Lewis en Una Pena en observación, el libro que luego dio pie a la película Tierras de Penumbra (Shadowlands) de Richard Attenborough:

    “El dolor que siento hoy es parte del placer que sentí en el pasado”

    P’alante. Ya habrá tiempo de lamentarse (o no)

    Responder
  • 13. Txapulín  |  septiembre 21, 2007 en 1:29 pm

    Aethros, para no haberte enterado, le has dicho casi lo mismo que yo le he dicho por mail, así que muy equivocado/a (que aquí nunca se sabe el sexo de quien escribe) no estás.

    En resumen, no te puedes tomar como afrenta la opinión de la gente que te quiere. Las opiniones no son piedras en el camino ni dagas voladoras, son sólo señales de aviso a las que eres muy libre de hacer caso o no.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Para pensar

"Sólo el que ensaya lo absurdo es capaz de conquistar lo imposible." Miguel de Unamuno

Mes a mes

septiembre 2007
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Instantes robados

Pasaron ya...

  • 118,490 hits

A %d blogueros les gusta esto: