Así estamos (VII) – So what happens now?

julio 29, 2007 at 8:27 pm 4 comentarios

… porque supongo que os estáis preguntando, los que no lo tenéis claro aún, que todo este desnudo mento-emocional es para llegar a alguna parte, no?

If not, it’s time you begin.

Y así estamos…

Recapitulemos. Es tiempo de cambios.

Trabajo, en el ámbito que me gusta y que finalmente encontré. Pero no en el tipo (o al menos no en uno de ellos) de sitios donde me gustaría. Ya tengo formación, experiencia y contactos para poder desenvolverme sin excesivos problemas en otras localizaciones, donde no esté el mercado tan saturado como aquí. Porque Deú n’hi dó cómo está en este país, que das una patada y saltan empresas, asociaciones, autónomos… Y con la superpoderosa y acaparadora La Vola detrás, que parece que se lo lleva todo… Catalunya fue de las pioneras en Educación Ambiental, con lo que hay mucha gente ya, y bastantes buenos. Se puede mirar en otras partes… y aprovechar que no tengo ninguna atadura, y que el 15 de septiembre se me acaba uno de los contratos. Cambio uno.

Piso, lo tenéis más reciente. Me gusta, sí. Pero un rinconcito más pequeño y barato ya me iría bien. Cambio dos.

Relaciones. En estos momentos, nada que me ate a Barcelona o alrededores. De hecho, nada que me ate a ningún rincón en particular. Campo libre.

Amigos. Lejos. Desperdigados. Por la península, y fuera de ella. Ir a alguna parte dónde tenga unos cuantos, y opciones de vida social, estaría de lo más genial… Cambio tres.

Deudas pendientes. Algunas, es indiferente mi localización. Las podré realizar igual, en un sitio u otro. Otras se ven favorecidas en función del asentamiento. Campo libre, o pseudo-cambio cuatro.

Total, que llego al momento de los saltos al vacío y esas cosas que tanto me gustan a mí y que tan pelos de punta les ponen a algunos de mis allegados… llega el momento de los cambios. Y es que cuando yo hago cambios, suelen ser radicales, y de muchas cosas a la vez.

Pero cómo bien habréis podido leer estos días, por mi cabecita han pasado muchos factores, aunque de forma rápida, eso sí, lo que tiene la mente ágil y tal, que luego acaba pareciendo que eres impulsiva, nada más lejos, todo sopesado, decisiones tomadas, punto pelota, de cabeza.

En resumidas cuentas…

¿Cuándo tengo intención de irme?

If things go as planned (sí, hay plan, aunque lo dudéis!), la idea es dejar el piso a finales de septiembre-principios de octubre. Para no tener que pagar otro mes de alquiler, y aprovechar que me devuelvan entre 1800 y 2400 euros entre lo que dejé de depósito bancario y la fianza… Diréis, es muy pronto! Eso es ya! Casi casi. Pensad que mi concepto del tiempo es diferente. Coincide con la finalización del contrato de la SCEA, que ya comenté, el 15 de ese mes. Momento idóneo para agarrar los meses de paro que me tocan, y con eso, el dinero recuperado, y algo que me tienen que pagar aún, tengo una semitranquilidad mientras busco. No me voy con una mano delante y otra detrás.

¿Y a dónde?

Estuve ponderando varios destinos. Considerándolo todo. No sólo lo expuesto en el megapost, sino otras cuestiones personales, principalmente la atracción que sentía por los diferentes emplazamientos como tales. Las dos opciones principales, como bien adivinó Josh ayer antes de que se lo explicara todo (great minds think alike, of course!), han sido Reino Unido y Madrid. Luego estaba Galicia, Andalucía, Menorca… Al final, la ganadora ha sido Madrid. Me vuelvo al centro. De hecho, hace tres años ya pensé en volverme, quién lo iba a decir…

¿Y el por qué ahí?

Creo que después de todo lo que he escrito, está muy claro. Miro a la sección bloguera de la derecha de la pantalla, y a qué no sabéis dónde se encuentran la mayoría??? Nada, chicos, chicas, que el principal motivo sois vosotros. Que os echo de menos. No quita que no vaya a echar de menos a gente que dejo aquí. Ni que no eche de menos a gente que está en otras partes. Sólo que allí se me abren más posibilidades de vida… de salidas al monte, de conversaciones profundas (y no tanto), de cines, de partidas de rol, de paseos, de frikear… un montón de cosas, pero por encima de todo disfrutar de vuestra compañía. Espero que también estéis dispuestos a disfrutar de la mía!!!

El trabajo allí tiene las mismas posibilidades que aquí. O quizá incluso más, quién sabe. Empiezo con el paro, para poder buscar ya establecida, y para aprovechar y hacer los cursos que me den del CENEAM (si estoy currando no puedo hacerlos, y es una formación que me va a ir muy pero que muy bien). Tantearé el terreno, y ya veremos si me pongo por cuenta ajena… o propia. Ahora ya tengo tablas para trabajar por proyectos, actividades y tal. Al fin y al cabo, disfrazado de contratos puntuales y facturas, es algo que he estado haciendo ya…

Puedo encontrar un piso allí también. Por menos de lo que estoy pagando aquí, más chiquito y vacío; ponerlo a mi gusto con las cosas que ya tengo y llevarme a la felifamilia. Mola. Puedo hacer la escapada a Mérida. Puedo sacarme el OWD en Murcia. Puedo hacer la visita a UK. Madrid está enmedio. Queda más a mano de todo (o de casi todo) que Barna. He vivido allí, me lo conozco, me siento cómoda. Tengo gratos recuerdos de las veces que he estado por ahí, ya libre. Muy gratos. Además, ahora se le une al pack una cantidad nada despreciable de foreros Asshaianos, gente muy maja con la que poder, entre otras cosas nada despreciables, cerrar la noche cuando se tercie al grito de CHURROS Y PRADO!!! Y el TaiChi, la danza del vientre, los cuentos… quizá hasta estén más abiertos allá los horizontes según cómo…

Hasta aquí puedo leer.

Y así estamos ahora…

“Now, think carefully Jack… Would you do the whole thing all over again, knowing what you know now, knowing what you knew then?” And he smiled, like the old pumpkin King that I knew, then turned, and asked softly of me… “Wouldn’t you?” (acabadlo con música de Danny Elfmann)

Anuncios

Entry filed under: En tierra de nadie.

Me levanté tierna… Así estamos ( y VIII) – Thank you for the music

4 comentarios Add your own

  • 1. Aethros  |  julio 29, 2007 en 11:22 pm

    Me parece en líneas generales una buena decisión. En tu situación actual yo no te recomendaría ni de coña el salto al Reino Unido. Y te lo dice uno que habla por su propia experiencia: Londres siempre está ahí, es una opción estupenda para ampliar horizontes por un tiempo, pero tiene que venir en el momento más adecuado, con una disposición y una fortaleza mental acorde con lo que a uno se le viene encima allí. Y encima a partir de octubre que se empieza a hacer de noche a las tres y media de la tarde ¡Te me morirías sin tu preciada luz, maja! 😉

    No es que Madrid me apasione como ciudad para vivir largas temporadas, pero tiene indudables atractivos y el argumento de los amigos convence.

    Por supuesto huelgo decirte que cuando quieras hacer la descubierta a Mérida aquí tienes alojamiento con pensión completa a tu disposición.

    PD: Te parecerá coña, pero te juro que es completamente en serio: cuando he empezado a leer este post estaba sonando Times They Are a-Changin’ de Bob Dylan. Ya sabes:

    “If your time to you
    Is worth savin’
    Then you better start swimmin’
    Or you’ll sink like a stone
    For the times they are a-changin'”

    … Alguien juega a los dados por ahí arriba 😛

    Responder
  • 2. Txapulín  |  julio 31, 2007 en 9:20 am

    ¿Qué decir? Sabes que no es la primera vez en tu vida que haces una cosa parecida y, al contario que mucha gente, siempre te he apoyado. Bueno, quizá en el caso de lo de Marc no te apoyaba, pero en ese caso no pediste nunca la opinión de nadie. “Oye, que dejo el doctorado” “Te apoyo, si realmente estás tan mal con tu jefe” “Oye, que empiezo a trabajar de consultora informática ganando una pasta” “No sé qué hace una bióloga programando para un banco, pero te apoyo” “Oye, que este trabajo no me va y lo dejo” “Dejas de ganar una pasta, pero te quitas de encima un gran peso y una profesión que no te pega, la verdad” “Oye que me vuelvo a Madrid” “Pues si es por amor, no voy a ser yo quien te dé el buen ejemplo en eso” “Oye, que me pongo a vender Thermomixes y a trabajar de teleoperadora” “Pues de algo hay que vivir y pagar el piso de Madrid”…, etc., etc. No digo que esta vez te equivoques, Madrid es un lugar estupendo para volver a empezar y todas las razones que das son potentes, pero ésto no deja de ser otro salto al vacío y otra huída de tu presente actual. En absoluto tu vida debe seguir en Sabadell, ni siquiera cerca de Barcelona, pero no se puede saltar sin asegurarse que hay al menos una red abajo.

    Para empezar, yo iría ya con un trabajo asegurado (eso también t lo he dicho siempre), o al menos varios en perspectiva, y no me ceñiría a buscar sólo en Madrid, cuando igual el trabajo de tu vida está en Edinburgo, Lisboa o Doñana….

    No sé, yo creo que ya me estoy haciendo mayor y los saltos al vacío empiezan a darme vértigo.

    Responder
  • 3. vanesancho  |  julio 31, 2007 en 9:51 am

    Cierto, Txapu. Tienes toda la razón. Y sé que siempre has estado ahí. Pero mi vida no es sólo el trabajo. Es necesario, y quiero sentirme útil y currármelo, pero hay más cosas. Y creo que con todo lo que he escrito, y con los años que nos conocemos, sabes que es así. No quita para que ya me esté preparando a enviar CV; lo cortés no quita lo valiente. 😉
    Ah, y esta es una de las decisiones más meditadas, sopesadas, ponderadas, y que hago por mí misma y no por ninguna otra persona, en lo que llevo de existencia. Una crece y aprende. Espero.

    Responder
  • 4. Earendil  |  agosto 1, 2007 en 11:24 am

    Una historia:

    Cierto día un beduino del desierto iba con su camello por las dunas. Era extremadamente piadoso y tenía mucha fe en Alá, y en su corazón no tenía duda de que el creador velaba por él desde lo alto. Cuando llegó el atardecer desmontó, montó su tienda y se dispuso a pasar la noche, no sin antes rezarle a Alá.

    “Oh alá, vela por mí y por mi camello y vigila que nadie me lo robe mientras duermo”

    Y se fue a dormir. Su sorpresa fue mayúscula cuando salió de la tienda a la mañana siguiente y se encontró con que su camello no estaba. Se echó a llorar y empezó a recriminar a Alá que le hubiera fallado:

    “Oh, ¿por qué me has hecho esto? He seguido tus preceptos durante toda mi vida, he intentado llevar una vida virtuosa y siempre he confiado en tí. ¿Por qué has permitido que suceda eso?”

    Entonces Alá, algo fastidiado, bajó del cielo, se le puso enfrente y le dijo:

    “Pero hombre… ¡Haber atado al camello!”

    Hay cosas que escapan a nuestro control, pero hay otras que no. Ata tu camello tan bien como puedas cariño 😉

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Para pensar

"Sólo el que ensaya lo absurdo es capaz de conquistar lo imposible." Miguel de Unamuno

Mes a mes

julio 2007
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Instantes robados

IMG_0240

IMG_0006

IMG_0006

IMG_0012

IMG_0059

Más fotos

Pasaron ya...

  • 118,223 hits

A %d blogueros les gusta esto: