Así estamos (IV) – ¡Huid, insensatos!

julio 26, 2007 at 8:49 pm 6 comentarios

… dijo Gandalf a la compañía del Anillo en presencia del balrog (que aún no está claro si tenía alas o no XD ). En ocasiones me he sentido balrog. Más chiquitina, menos imponente… pero he oído eso de fondo, como una vocecita que se susurraba a los oídos de otros. De hecho, este iba a ser el episodio prohibido dentro del megapost. El que existía dando vueltas en mi cabeza, pero que no creía conveniente publicar. Sin embargo, después de sendas conversaciones matutinas, aquí estamos. Amos a soltarlo.

Así estamos…

Recuerdo como si fuera ayer un día de marzo, en los rellanos de la Facultad de Informática de la UPC. Hace doce años ya. Con una calculadora científica en la mano, y un mensaje escrito en ella. Mensaje que, tras diversos problemas con las teclas, consiguió leer Alberto, que era el destinatario. En resumen, era una declaración de hechos. Un Me gustas. La cara fue un poema, por supuesto. Estuvimos toda la tarde hablando. Una semana después, me dijo de salir juntos. Duramos dos días. Y sin embargo, al dejarlo él, seguí ahí. Celebrando su cumpleaños con él. Sin ignorarlo. Sin apartarme de él ni nada. Y le sorprendió. Pasada la Semana Santa, empezamos a recogernos mutuamente en la salida de las respectivas facultades. Y una cosa llevó a la otra. Porque, como me escribió en una carta, llegado un momento era una tontería negar lo evidente. Le quise mucho. De hecho, una parte de mí aún le quiere. Como a todos aquellos con los que he compartido un tiempo de mi vida. No se me da bien transmutar el amor en odio o cosas de esas. Tampoco me gustaría.

Y siempre he sido igual de kamikace en ese aspecto. Pasan los años, y eso no cambia. He pensado a veces en los motivos… Que vida sólo tengo una, que de perdidos al río. Que es como una prueba de fuego. Los animales, cuando se encuentran con un peligro (normalmente un depredador), y sufren la descarga de adrenalina, tienen, como reacciones generales, el quedarse paralizados o el huir y esconderse. Es bueno saber quién es lo suficientemente valiente como para quedarse ahí conscientemente, pararse a analizar, y ver que no es tan fiero el león como lo pintan. Que si rascas un poco, hay un gatito ronroneando, juguetón él.

Quizá he pecado siempre de ser bruta. De soltar las cosas a bocajarro. De exceso de sinceridad. ¿Y qué? Si yo le digo a alguien que me gusta, no le estoy proponiendo matrimonio. Ni tan sólo le estoy diciendo de salir juntos, de empezar una relación. No. Estoy constatando un hecho. Estoy constatando lo que pienso, lo que siento. La impresión que tengo. Esa impresión puede verse modificada, claro. A mejor y a peor. Si huye despavorido, no suele ser a mejor XD Ver las carreras suele ser divertido. Y ya sabes que no vale la pena. No vale la pena el esfuerzo, ni el tiempo. Cuánto cagón hay suelto por el mundo, por dios.

Y él que se queda ahí, temblando y pensando que a lo mejor le llueve un zarpazo, pero aguantando el tipo, se merece mi aplauso. El que se arriesga a observar, a conocer, y a no tomar las de Villadiego a las primeras de cambio, se merece mi más sincero reconocimiento. Y mi amistad. Eso fijo. Si finalmente sucede algo más, es cosa de dos. Y ya se verá. Aunque nunca voy a esconder lo que sigo pensando para que el otro se sienta cómodo. Ah, no. Dijimos, sin máscaras, sin barreras. Pero aún no me he comido a nadie. Ni tengo intención. Menos desde que cambié mi dieta XD

Què hi farem. Lo de sentarme a esperar nunca ha sido mi fuerte. Los rodeos tampoco. Será por eso que soy poco femenina? Será por eso que doy miedo? Puede. O no. Quizá es que no me dan miedo mis sentimientos, ni expresarlos. Y si se quedan por ahí cerca, continúo el estudio. Y eso incluye lo bueno y lo malo. De eso que todos, yo misma inclusive, tenemos. No me gusta pedestalizar a nadie. Las alturas, para según qué, no son buenas; cabe despeñarse a veces. Pero sí que procuro valorar lo que veo de bueno. Procuro buscar y sacar lo mejor de las personas que me importan.

Sin embargo, ahora subí el listón. Está a unos niveles considerables. Habrá que currárselo quién quiera pasarlo.

Recuerdo que Rafa, mi director de tesis, me dijo una vez que yo era muy rápida en comparación a los tíos. Que cuando ellos justo empezaban el camino, yo ya había ido, vuelto y estaba poniendo cara de Sí que tardas, releches. Es posible. Habrá que ver si en un futuro, alguien tiene cojones de llegar al prado donde yo esté, alcanzarme, cogerme de la mano, i fer volar estels amb mi. A lo mejor entonces decelere algo. Porque ya cometí el error en alguna ocasión de frenar antes, y quedarme mordiendo el polvo tirada en el suelo. Y no me motiva. Nada de nada.

Por lo pronto, no pienso buscar. No quita que no pueda gustarme gente en el paseo. Y que siga diciéndolo. Pero, si alguien quiere ver el otro lado de la verde pradera, más le vale que sea valiente, y que sepa correr… pero no hacia el lado contrario XD

Mientrastanto, yo me sacudiré el barro, pillaré carrerilla, y buscaré los azules que siempre brillan más en otros horizontes.

Y así estamos ahora…

Anuncios

Entry filed under: En tierra de nadie.

Así estamos (III) – Friends will be friends Paréntesis quizillario

6 comentarios Add your own

  • 1. Dan_Solo  |  julio 26, 2007 en 9:07 pm

    Tras leer esto me has recordado un poco a Valeria en Clavos Rojos, gran cuento/novela corta de Conan (también disponible como archivo .CBR donde ya sabemos).

    Quien quiera cazarte, más le vale ser mejor que Aragorn, Legolas y Gimli juntos.

    La pieza merece mucho la pena 😉

    Responder
  • 2. vanesancho  |  julio 27, 2007 en 2:51 pm

    Este….

    ” Valeria es una muchacha arrebatadora, bella y ebúrnea, pero guerrera e independiente, casi lo contrario del prototipo de mujer que poblaba los pulps de los años veinte y treinta en los Estados Unidos, cuyas chicas desvalidas y carnosas yacían por lo general a los pies del oportuno héroe. Valeria era de otra pasta y perfecta pareja de un gañán como Conan: Era deseada por él y ella participaba de esa atracción, pero no era una chica fácil, y ante todo era una aventurera.”

    Tú crees? 😉

    Responder
  • 3. Dan_Solo  |  julio 27, 2007 en 3:13 pm

    Del todo, salvo que Conan no es un gañán. A las hachas me remito ^^

    Responder
  • 4. Imperator  |  julio 27, 2007 en 8:13 pm

    Conan es un gañán del 15. Lo que pasa es que en la época disimula. Pero es un gañanazo. Y Valeria es una de las dos que le aguanta el tirón, junto con Belit. Podríamos incluir a Zenobia, su mujer cuando es rey que también se las trae, pero Conan Rey no es una imagen tan extendida.

    Responder
  • 5. Dan_Solo  |  julio 28, 2007 en 12:29 am

    Mmmm… éste sería un interesante off-topic (no es un gañan, en base a lo que le dice a Belit en la cubierta de su navío), pero tal vez habría que dejarlo para otra ocasión y/o momento ^^.

    Pero estarás de acuerdo conmigo, que Vane es como Valeria aunque bastante más civilizada :Þ

    Responder
  • 6. Imperator  |  julio 28, 2007 en 11:32 am

    Y ojo, en Clavos Rojos Valeria NO se lía con Conan. Eso es un añadido de la película (y muy bien hecho), pero en el libro son camaradas de armas y residentes en la Era Hybórea.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Para pensar

"Sólo el que ensaya lo absurdo es capaz de conquistar lo imposible." Miguel de Unamuno

Mes a mes

julio 2007
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Instantes robados

IMG_0240

IMG_0006

IMG_0006

IMG_0012

IMG_0059

Más fotos

Pasaron ya...

  • 118,343 hits

A %d blogueros les gusta esto: