Approaching Beltane

abril 29, 2007 at 10:39 am Deja un comentario

Domingo lluvioso de abril.

Ayer pensé en pillar la bici esta mañana e irme a tomar un helado al centro, a estrenar la Caprici en la nueva temporada, pero… el día no acompaña, y los ánimos por ahora tampoco.

Por lo pronto, seguiré decapando la mecedora. Tiene mucha pintura negra que quitarle aún, y quizá siento como si también me estuviera pasando el papel de lija por el alma. Poco a poco le va saliendo la madera. Hay algunos agujeros de carcoma, y sin embargo sientes la esencia pugnando hacia la superficie.

Y viene a ser casi tan terapéutico como aporrear el Djembé.

Aprovecharé también hoy para adelantar faena de la Agenda 21 escolar del centro de Sant Cugat, para leer el segundo tomo de Memorias de Idhun, y para seguir poniendo algo de orden en la casa; aunque esto último, mientras no medre la economía un poco y entren muebles, no será más que apilar de nuevo lo que los gatos descolocan…

He de hacerme con nuevas botas de montaña. Las que tenía, compradas luengo tiempo ha, acabaron desfondándose este invierno, y para el periplo de este verano, más me vale estrenar unas con un poco de tiempo, o me dejaré los pies por el camino, literalmente.

Es curioso. Creo que la primera vez que pensé seriamente en hacer el Camino de Santiago fue entrando en la ermita de Cebreiro. Han pasado los años y las ganas han estado latentes, ahí, en alguna parte. Finalmente, el domingo de Semana Santa me levanté con la idea de que, quién sabe, podría ser un buen plan para las vacaciones estivales. Y durante el día, a medida que iba encontrando información por las redes, la idea se fue asentando hasta convertirse en certeza.

Me encanta andar. Sobre todo, andar sola, para poder detenerme donde me plazca a contemplar una puesta de sol o a escuchar y localizar un pajarillo. Para encontrar mi propio ritmo. Adoro la naturaleza, desde los campos infinitos hasta los bosques tupidos y densos y las agotadoras montañas. Me gusta el arte, y disfrutar con los sentidos de los goces estéticos. Me place conocer gente nueva, gente creando sus propios caminos. Como yo crearé el mío, al andar.

Según Txapu, soy de las personas más introspectivas que conoce. Puede que sea verdad, o puede que yo lo verbalice más. Pero como dicen en TaiChi, este verano iré “más adentro, más lejos”. Ya veremos qué encuentro; eso sí, seguro que vale la pena.

Anuncios

Entry filed under: Personalmente.

Por un sendero de estrellas A falta de un día para los 32

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Para pensar

"Sólo el que ensaya lo absurdo es capaz de conquistar lo imposible." Miguel de Unamuno

Mes a mes

abril 2007
L M X J V S D
« Mar   May »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Instantes robados

Pasaron ya...

  • 118,593 hits

A %d blogueros les gusta esto: